Curso de respiración y relajación

¿Cómo Respirar bien?

Indice del post

¿Cómo respirar bien?: todo lo que siempre quisiste saber, y nunca te contaron.

Elena vino a verme un viernes por la mañana aquejada de un malestar que yo misma he sufrido durante muchos años: sí quiero pero pero no puedo. Me explico: Elena tiene mucha energía, pero si no hay nada o alguien que la apoye, esa energía queda estancada sin poder materializar nada de lo que quiere materializar. Y para rematar, se siente culpable y atrapada entre ese Sí quiero, pero No puedo. Justo aquí, empieza la historia de una buena respiración, dónde Elena vive el proceso relacional entre respiración, postura corporal y como no subconsciente marcando las pautas de nuestra respiración y salud en general

Resultado: sufre de una depresión activa que ha derivado en problemas digestivos, en concreto colon irritable. En éstas líneas que cuenta la historia de una buena respiración, Elena no llora, no se rinde, no tiene ningún signo de la típica depresión, salvo en dos cosas

A- Su postura corporal tanto sentada como de pie constriñe su diafragma

B- Su respiración es corta y rápida y refleja tanto su miedo como su emoción de culpabilidad

Explicación

A-Su lenguaje postural habla de su resistencia al cambio, resistencia de la que no tiene conciencia y que se traduce en ese sentimiento tan profundo de culpabilidad: creencias, emociones y pensamientos limitantes que le recuerdan constantemente que ella no puede y no tiene derecho al cambio. Las cosas son así y punto- le dice su entorno-, y ella se lo dice a sí misma; lo tiene grabado a fuego en su subconsciente, de facto es su herencia familiar, la información transgeneracional de su familia. En el fondo es algo así como: tu no puedes ser más lista que tu padre o tu madre, tus ancestros y todos los del clan. 

B-Si hay algo que la sociedad no perdona es el hecho diferencial, simplemente lo castiga, lo aparta, lo desprecia y si puede, lo mata. Si yo no puedo tú tampoco, es el gran mantra social y del cual se habla poco porque estamos, casi todos, implicados en alguna medida: celos, envidias, inseguridades y una larga lista que no viene al caso.

Pero ¿quien no se ha sentido pequeño o envidioso del éxito de la compañera/o? ¿Porque ella/él y yo no? Si el vecino tiene un gran coche o casa, yo NO SERÉ menos, y sin embargo, lo somos. Somos menos porque no creemos en nosotros, somos menos porque permitimos que las creencias del clan al que pertenecemos anulen nuestra fuerza y quién SÍ somos en realidad. Y entonces, callamos y cedemos y de postre, nos cabreamos, sentimos rabia, envidia, celos y que No podemos conseguir ni lo que queremos, ni lo mismo que tiene el otro; igual que el patio del cole.

!Cuan equivocados estamos y cuantas disfunciones nos genera!. Y claro, la postura corporal y la respiración se ven implicadas, y la salud también, como la de Elena, que en este caso, presenta el síndrome del colon irritado. 

En la historia de como respirar bien 

Elena presenta una respiración corta y rápida con, un alto impacto en su incoherencia cardiorrespiratoria, y al revés también. Es decir, su ritmo cardíaco va por un lado y el ritmo respiratorio por otro. Vamos, que los latidos de su corazón marcan una pauta y su respiración otra. Y esa incoherencia, a nivel emocional, tiene mucho que decir; Elena siente rabia, impotencia, tristeza, a veces incluso furia y como no, es una gran víctima de sus circunstancias. 

Si hay un resumen concreto, claro y conciso para el caso de Elena, es el que sigue

“Si hay algo que la sociedad no perdona es el hecho diferencial, simplemente lo castiga, lo aparta, lo desprecia y si puede, lo mata”

¿Y qué quiere decir?

Pues que la historia de una buena respiración de Elena, nos cuenta cómo ella piensa una cosa, dice otra y acaba haciendo otra. Es decir, vive en un constante auto-engaño enmascarado por el pepito grillo de la culpabilidad. La emoción que nos advierte, que algo anda mal.

En cuanto a su resistencia se ve claramente en la rigidez de sus rodillas: cero flexibilidad.

Al reeducar su postura corporal ( sobretodo relajar sus rodillas) y trabajar su coherencia del ritmo cardio-respiratorio ha descubierto la relación que hay entre su nacimiento (por cesárea y medio muerta) y su dificultad en materializar sus sueños, deseos, etc. Y lo más importante, el trabajo realizado respirando la culpabilidad la ha conducido directamente a ver, sentir y trascender el sentimiento de impotencia que su nacimiento le produjo en su psique: Si quiero nacer, pero No puedo, y cómo No entiendo que me está ocurriendo, pienso y creo que la culpable soy yo. Esta es la creencia profundamente arraigada en su subconsciente, que a medida que hemos ido reeducando sus posturas corporales y su respiración, ha salido a flote.

El  Cambio a respirar bien

En la historia de una buena respiración, al cambiar nuestros hábitos posturales y de respiración, creamos coherencia entre nuestro ritmo cardiaco y nuestra respiración; ello incide directamente en nuestra química neuronal, en nuestros patrones emocionales, en nuestro subconsciente. Así, nos encontramos ante un divertido dilema: ¿qué fue primero el huevo o la gallina?. Qué fue primero la historia familiar que arrastra Elena  o la sociedad  castradora que, cree ella, no la deja volar. 

Pues mire usted, hay quién apuesta por la historia familiar y luego por la social, quién solo por la familiar y otros por la social, aunque todos los peces si van al mar. La primera afecta a la segunda y la segunda afecta nuestra salud, y se inicia un bucle adictivo del que para salir, hacen falta tres condiciones

A-Compromiso con una misma u objetivo hiper claro o estar hasta los o. de nosotras mismas

B-Constancia y resiliencia o utilizar nuestra tozudez a nuestro favor

C-Este viaje a los infiernos es solo para guerreras

By the way,

Elena ha dejado de tener los típicos síntomas de colon irritable, justo porque ha sabido canalizar su irritabilidad o como ella misma dice “he sabido canalizar todos mis defectos en mis virtudes, tan solo hay que cambiar el foco desde donde miras.

Eso sí, genio y figura hasta la sepultura. 

La manera más rápida de saber que esconde tu subconsciente es observar tus hábitos posturales y el ritmo de tu respiración. 

Si buscas soluciones como Elena, ponte en contacto conmigo: info@naturarespira.eu o entra en éste link: Curso de respiración y relajación

Sígueme en Linkedin  www.linkedin.com/in/mangelsfarrenyibordallo

La historia de una buena respiración

La base de una buena respiración reside en liberar nuestro diafragma de las costillas laterales que debido a  una mala praxis postural lo constriñen, reduciendo nuestra capacidad respiratoria.

Si te ha gustado este contenido, por favor compártelo.

Post relacionados

Física Hiperdimensional

Compartimos con vosotros este interesante resumen que ha realizado nuestra alumna Pilar Pascual sobre un texto publicado en el año 2001 en la revista Año

Leer más »
LA FÍSICA HIPERDIMENSIONAL

LA FISICA HIPERDIMENSIONAL Y EL PULSO VIBRATORIO DE LA TIERRA O DE LAS NUEVAS FORMAS DE ORGANIZACON SOCIAL, POLITICA Y ECONOMICA, BASADAS EN EL AMOR.

Leer más »

Buscar en el blog

Últimos Artículos